Académicos analizan las políticas públicas de salud en un Chile que envejece

  • Artículo fue desarrollado por el docente de la Facultad de Medicina UDP Dr. Moisés Russo, en conjunto con académicos de la Escuela de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC).

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, se estima que para el año 2050 uno de cada cuatro chilenos tendrá más de 60 años, advirtiendo sobre un rápido envejecimiento de la población nacional.

Esta información proyectiva dio origen al  artículo “Políticas públicas para una población que envejece: panorama y propuestas para el sistema de salud chileno“, realizado por el docente de la Escuela de Medicina Dr. Moisés Russo, quien participó en este estudio en su calidad de economista de la salud, en conjunto  con académicos de la Escuela de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC) Dr. Juan Rodríguez y Dra. Marcela Carrasco.

En este texto, publicado por el Centro de Política Públicas UC, los  docentes plantean la necesidad de planificar e implementar, oportunamente, “servicios que cubran las necesidades y mejoren la calidad de vida de este importante segmento de la población”, como son las personas mayores (PM).

Los autores mencionan que “múltiples estudios han mostrado que la salud es el principal determinante de la calidad de vida de las PM (Milte et al, 2014). Es por esto que mejorar y adaptar los servicios de salud para las PM debe ser prioritario en una sociedad comprometida con el bienestar de todos sus miembros”.

De esta manera, en el artículo plantean una descripción del estado de salud en Chile de las personas mayores de 60 años y del sistema que las atiende, y adicionalmente, exponen recomendaciones basadas en la evidencia biomédica disponible, para mejorarlo.

Algunas de las sugerencias que se hacen dicen relación con: promoción de salud para un envejecimiento saludable; servicios médicos centrados en las PM; formación y capacitación de profesionales con entrenamiento en geriatría;  niveles de atención necesarios para las PM; investigación clínica geriátrica y reducción de disparidades en salud en las PM.

El Dr. Russo explica además que , a nivel internacional, “existe un importante énfasis en promover servicios de salud que mejoren la autonomía, funcionalidad y calidad de vida de las PM, intervenciones que al mismo tiempo pueden significar un importante ahorro en el gasto global en salud de los países”. El manuscrito incluye producción de nuevos datos Chilenos respecto al gasto en salud en personas mayores, mostrando con cifras que los niveles de gasto en este grupo de edad no son excesivamente altos.

Al respecto el académico explica que “erróneamente se ha planteado que el envejecimiento de la población es el principal motor para el aumento en gasto en salud, pero es el uso de tecnologías complejas para el tratamiento tardío de las enfermedades el causante de los altos gastos y no el envejecimiento de la población por sí solo”.

Revertir esta situación implicaría, según los autores, un cambio en el énfasis de las prestaciones de salud –desde la reacción ante los problemas hacia la prevención de ellos–, lo que no solo reduciría la morbilidad y mejoraría la calidad de vida de las PM, sino también reduciría los gastos en salud”.

 Esta transformación, sin embargo, a juicio de los expertos, requería involucrar a múltiples actores, para desarrollar en conjunto –con el Estado, universidades e investigadores– programas y servicios de salud adecuados y aceptados por nuestra población mayor”.

X