Cerca de tres mil estudiantes de medicina del país se reunieron en los JIM UDP

  • Los Juegos Interescuelas de Medicina se llevaron a cabo en la UDP, entre el 29 y 31 de octubre.

El pasado 29, 30 y 31 de octubre, mientras las personas salían de la capital aprovechando el fin de semana largo, buses llenos de estudiantes de medicina -provenientes del norte y sur del país- llegaron hasta Santiago para participar en los Juegos Interescuelas de Medicina (JIM), que este año tuvo como sede la Universidad Diego Portales (UDP).

Fueron los estudiantes de medicina UDP los encargados de organizar esta nueva versión de los JIM, que comprende 13 competencias deportivas, versión hombres y mujeres,  además de instancias recreativas, como la elección de reyes, mini conciertos o fiestas de disfraces.

La competencia sana, la camaradería y la diversión son las palabras claves de estos tres días en los que conviven el deporte, el canto, las risas y el baile, sin embargo solo fue posible gracias al esfuerzo y dedicación de los miembros del Comité Organizador de los Juegos Interescuelas de Medicina (COJIM), quienes debieron trabajar durante todo el año para lograrlo.

Al respecto, Loreto Ramírez, estudiante de quinto año de Medicina y presidenta del COJIM-UDP, cuenta que los JIM son entretención por excelencia, pero detrás de todo el glamour hay mucho, mucho trabajo. Coordinar diariamente almuerzos para más de mil participantes, entre ellos menús vegetarianos, el hospedaje de los estudiantes de regiones, las canchas donde jugar, implican una labor logística titánica, sobre todo cuando hay que compatibilizar con los estudios de medicina.

El trueque también fue parte de sus estrategias, ya que, para conseguir algunos de los recintos ofrecieron como moneda de cambio  talleres de primeros auxilios. Los estudiantes debieron además lidiar con autorizaciones, presupuestos, áreas ajenas hasta entonces para ellos, pero que se volvieron comunes y cercanas por necesidad.

Al mirar en retrospectiva esta ardua labor, aseguran, fue posible por el apoyo que recibieron de las autoridades de la Universidad y de la Facultad, quienes comprendieron la importancia de ser sede de los JIM, una tradición de más de cuarenta años de los estudiantes de medicina.

Para la Dra. Patricia Muñoz, decana de la Facultad de Medicina, la dedicación demostrada por los organizadores es ejemplificadora. “Me pareció admirable el sentido de responsabilidad y profesionalismo con que los estudiantes organizaron estos JIM, es un orgullo realmente”.

Loreto reconoce una gran satisfacción por el trabajo realizado y  lo principal de todo esto, a su juicio, es comprobar cómo los lazos entre sus compañeros se vieron fortalecidos en todo este proceso y durante los tres días de duración de los JIM, porque para ella, “los JIM son y serán siempre, un lugar de encuentro para los futuros médicos del país”.

X