En conversatorio se reflexionó sobre desafíos de género en el ámbito de la salud

  •  La instancia fue organizada por la Secretaría de Sexualidad y Género del Centro de Estudiantes de Medicina (CEMED).

En su segunda versión, se llevó a cabo el pasado 23 de marzo el conversatorio “Mujeres en el área de la salud: dinámicas de género”, convocado por el Centro de Estudiantes de Medicina (CEMED-UDP), con la finalidad de profundizar la reflexión en torno a la temática.

Sobre el sentido de la actividad, Carol Araya,  representante de la Secretaría de Sexualidad y Género del CEMED, expresó que “como Centro de Estudiantes de Medicina creemos que es importante generar debates que nos permitan tener una visión crítica de cómo el género afecta nuestro comportamiento, de cómo nos desenvolvemos frente a otro que consideramos diferente y de cómo queremos ser”.

De esta manera, fueron tres las profesionales de la salud las que compartieron sus experiencias y análisis en el tema: Dra. Sofía Salas, Profesora Titular de la Facultad de Medicina de la Universidad Diego Portales (UDP); Dra. Magdalena Rivera, vicepresidenta de la Sociedad Chilena de Sexología y Educación Sexual; y Ps. Isabella Toledo, Licenciada en Psicología (UDP) y ex dirigente estudiantil.

“Se les convidó a que nos relataran y/u opinaran sobre distintas experiencias positivas o negativas desde el ámbito clínico, laboral, docente, administrativo, entre otros, en tanto su trabajo como mujeres promotoras de salud. Pertenecen a diversas áreas y estudiaron en distintos contextos tanto temporales como situacionales, lo que propicia a que ésta sea una instancia nutritiva, en tanto se confrontan variadas perspectivas”, explicó Carol.

Fueron múltiples los temas abordados, entre ellos la psicóloga y ex dirigente estudiantil, Isabella Toledo, compartió su experiencia en la política, manifestando su inquietud, ya que, a su juicio, son espacios masculinizados que obligan a la mujer a asumirlos para lograr ser escuchadas . En cuanto a su experiencia en la clínica, Isabella también compartió cómo la sensibilidad  femenina es denostada colectivamente, llegando al extremo de que es habitual que sus pacientes se disculpen por llorar, incluso en un contexto terapéutico.

Por su parte, la Profesora Salas señaló que “a pesar del tiempo transcurrido desde su época estudiantil y los cambios sociales que ha experimentado nuestro país, aún existen dificultades para la plena incorporación laboral de la mujer, especialmente en el área de la salud, donde muchas veces se tensiona la vida familiar y la crianza de los niños, sobre todo si se eligen áreas que exigen realizar turnos nocturnos”.

No obstante, la académica también consideró un importante avance, mostrando una visión positiva, ya que, “la situación actual, en la cual la mayoría de los jóvenes comparten roles en la crianza y el manejo de las responsabilidades del hogar ha favorecido que más mujeres elijan especialidades que antaño estaban reservadas para el mundo masculino”.

X