Estudio sobre la salud mental de los presos españoles

El Dr. Adrian Mundt, junto con colaboradores de España, publicó un artículo ISI sobre la prevalencia de exposición a violencia de los encarcelados, previo a ingresar al sistema penal.

“Exposure to physical and sexual violence prior to imprisonment predicts mental health and substance use treatments in prison populations” es el título del artículo de investigación del psiquiatra y académico de la Facultad de Medicina Dr. Adrian Mundt, publicado recientemente en la Journal of Forensic and Legal Medicine.

Este estudio, cuya muestra fue de 2.484 hombres y 225 mujeres, tuvo como objetivo establecer las tasas de exposición a la violencia física o sexual (VFS) en los presos de España antes de ingresar a la cárcel, al mismo tiempo que exploró si las personas expuestas a VFS fueron tratadas por problemas de salud mental durante el encarcelamiento.

Se detectó en la muestra  que  35 % de los hombres y 40 % de las mujeres tenían historial de VFS , de los cuales, 79 % de los hombres y 77 % de las mujeres, estaban en tratamiento mental durante su permanencia en la cárcel.

Las cifras evidenciaron que la exposición a VFS antes de estar presos predice problemas de salud mental y consumo de sustancias en poblaciones penales, siendo un predictor significativo.

El Dr. Mundt explica que la exposición a la violencia física y sexual (VFS ) en la infancia no es solo un criterio de diagnóstico para los trastornos de estrés postraumático (TEPT) y trastornos de personalidad límitrofe, sino  también se relaciona con la ansiedad y depresión en la población general.

Agrega además que la VFS en la infancia puede contribuir a un comportamiento criminal, abuso de sustancias y suicidio. “Dos meta-análisis encontraron que las personas expuestas a la VFS  y negligencia durante la niñez mostraron mayores las tasas de prevalencias de los trastornos mentales en la adultez”.

En cuanto a la población penal, la exposición a la VFS antes del encarcelamiento es habitual, siendo cifras más altas que en la población general.

Como referencia, el estudio también reporta estudios en Estados Unidos y en Alemania. En estados Unidos, por ejemplo, casi el 60 % de las mujeres presas fueron víctimas de VFS antes de ser encarceladas, de las cuales 70 % indicó que tuvo lugar antes de los 18 años. En tanto, casi 17 % de los presos varones informó la exposición a VFS durante su niñez. La exposición a este violencia durante la niñez es asociado a comportamientos violentos durante la edad adulta, antes de su encarcelamiento.

Un estudio llevado a cabo en Alemania, en tanto, estimó que la mitad de los hombres y más de la mitad de las prisioneras fueron expuestos a violencia física o sexual en la infancia. A su vez, 23 estudios previos indican una asociación entre la exposición a VFS en la infancia y una amplia gama de trastornos psiquiátricos, incluyendo depresión , ansiedad y consumo de sustancias en prisioneros.

Dado que más de uno de cada tres presos fue expuesto a violencia física o sexual antes de ser encarcelados, los investigadores sugieren que los servicios de salud mental para personas privadas de libertad deberían de considerar la adopción y evaluación de los tratamientos que abordan esas experiencias traumáticas.

Cabe mencionar que el Dr. Mundt también ha realizado estudios sobre la salud mental de la población penal chilena.

X