Programa de la Facultad de Medicina otorga apoyo a estudiantes en riesgo académico

  • Es desarrollado en conjunto por la Oficina de Educación Médica (OFEM) y la Secretaría de Estudios.

PDAER -siglas de Programa de Detección y Apoyo para Estudiantes en Riesgo Académico-, es el nombre oficial de la instancia de la Facultad de Medicina, a través de la cual se compromete con el desempeño de sus alumnos y su titulación oportuna.

Si bien, habitualmente los estudiantes de Medicina tienen un muy buen desempeño, las autoridades de la Facultad tienen presente que durante siete años suceden muchas cosas, a nivel académico, personal y social, que pueden llegar a afectar sus estudios. Precisamente, para enfrentar estas situaciones surge este Programa, desarrollado en conjunto por la Oficina de Educación Médica (OFEM) y la Secretaría de Estudios de la Escuela de Medicina.

El Dr. Camilo Torres, director de la OFEM, explica que las acciones de este Programa son variadas, pero “uno de los aspectos fundamentales se relaciona con la detección y derivación al programa de aquellos estudiantes que posean bajo rendimiento académico, tengan problemas de índole psico-social y/o aquellos que manifiesten alguna problemática personal que requiera orientación, tales como de salud o vocacionales”.

El Programa opera además con la colaboración de todos los encargados de asignaturas, ya que, son ellos quienes remiten periódicamente reportes de Notas a la Secretaría de Estudios. Si se observan estudiantes con bajo rendimiento académico, se envía una lista al Dr. Cristian Mercado, coordinador del Programa.
Los pasos siguientes son: comunicarse con los estudiantes en riesgo e invitarlos a una reunión informativa sobre este Programa. Durante ésta, los estudiantes interesados podrán inscribirse y solicitar este beneficio de apoyo gratuito.

El académico añade que el Programa “consiste en tutorías de docentes y de ayudante pares, personalizadas, para estudiantes que se encuentren en riesgo de reprobar una asignatura, que presenten incumplimiento reiterado de tareas/pruebas, alta tasa de inasistencias u otras dificultades que estén afectando su desempeño académico, ya sean económicas, psicológicas o médicas, entre otras”.

El Dr. Cristian Mercado, coordinador del PDAER, precisa que el acompañamiento se realiza por un periodo mínimo de dos meses y un máximo de un año, con el compromiso de conocer la situación del estudiante y ofrecerle el apoyo que requiera.

“Durante la primera entrevista entre el tutor docente, el ayudante par y el estudiante, se definen y analizan las causas de la situación de riesgo (académicas, psicológicas, económicas, familiares, etc) y se plantea/crea un plan de acción, en el que se incluye la posible derivación a Bienestar Estudiantil, o al organismo competente correspondiente al caso. Se fija un cronograma de intervenciones”, expone el Dr. Mercado.

Tras este encuentro, está definido realizar reuniones a las dos semanas, al mes y a los dos meses de inicio del acompañamiento, para supervisar y evaluar el progreso alcanzado y determinar si el estudiante requiere o no continuar en el Programa. De seguir el acompañamiento, se mantienen las reuniones mensuales con el tutor docente y ayudante par.

Otro elemento esencial para el buen funcionamiento del Programa, menciona el Dr. Mercado, es el compromiso de los estudiantes que participan, quienes deben cumplir con las recomendaciones sugeridas por los tutores, que pueden incluir asistir al psicólogo, al médico o a un taller, entre otras.

Para finalizar, los académicos precisan que estas tutorías son gratuitas y voluntarias y están basadas en una relación de confidencialidad entre el tutor/docente, el ayudante par y el estudiante.

Más información: pdaer@mail.udp.cl

X