¿Tramadol o paracetamol ?

  • La Dra. Nelly Alvarado*, es coordinador de Salud Pública de la Facultad de Medicina.

Hace poco hemos sido informados por diferentes medios de prensa de una terrible y  mortal tragedia. Según refiere la noticia, una lactante de 13 meses de vida murió luego de que su madre le suministrara por error, gotas de un analgésico destinado a controlar los dolores del cáncer que padece la abuela. El medio de prensa cita textualmente: “En una maniobra errónea, producto del almacenamiento en conjunto del tramadol con el paracetamol que estaba tomando la menor producto de una patología, la madre le administró 20 gotas de tramadol en vez de paracetamol”…”El comisario Hernán Medel, señaló que como medidas preventivas es necesario tener por separado los medicamentos para adultos de los de niños, esto para no provocar confusiones con un trágico desenlace como el investigado durante la jornada de hoy, donde a una lactante de un año le administraron 20 dosis de Tramadol causando una descompensación que le causó su muerte”.

Por desgracia no se trata de un hecho aislado, pues otra noticia reciente menciona que a una lactante de un mes se le administró tramadol en vez de vitaminas por error en la dispensación y la madre señala a la periodista del medio de comunicación: “yo no me di cuenta, creyendo que me lo había pasado bien y se lo di a mi hija”… la lactante llegó en paro respiratorio a la urgencia, del cual afortunadamente se recuperó.

Estas historias recientes con graves consecuencias nos recuerdan que los riesgos de hacernos daño sin ser esa la intención, están siempre presentes y que la cuestión de tener remedios en el hogar no es un tema menor y sería bueno dedicar unos momentos a revisar lo que tenemos en casa y ordenarlo.

Es así como para entrenar a nuestros alumnos de Medicina, en la Asignatura de Vivencias Iniciales les damos como tarea revisar los botiquines de diversos hogares y describir los hallazgos.

En general, en los domicilios nos encontramos con todo tipo de fármacos que tienen diversas presentaciones, vale decir en jarabes, tabletas, cápsulas, comprimidos, supositorios, ampollas, jeringas, entre otros.

Al estudiar las indicaciones médicas, la mayoría de ellos no las tienen, ya sea porque son remedios comprados en forma directa a la farmacia, porque fue una recomendación de algún vecino o de una amiga o, porque lo indicó el vendedor de la farmacia. Al observar la fecha de vencimiento, al menos el 60% de estos fármacos se encontraban vencidos y al observar dónde estaban guardados, éstos se encontraban en tan diversos lugares como el baño, el velador del dormitorio, el refrigerador, la mesa de la cocina, entre otros sitios.

Casi no tenemos conciencia de las implicancias de este desorden que puede llevarnos a confusiones con graves consecuencias para la salud de los propios habitantes del hogar.

Aunque los fármacos están hechos con el fin de curar a las personas, todos ellos tienen efectos secundarios que pueden resultar adversos si no se restringen a la persona a la que le fue indicado el medicamento, respondiendo a la prescripción y dosis indicadas por el médico y de acuerdo a la vía de administración y periodicidad indicados por este profesional.

Por ejemplo, la vía de administración de un jarabe (vía oral) no es igual que la vía de administración de un supositorio (vía rectal). No tiene los mismos efectos administrar un medicamento en forma inyectable subcutánea que intramuscular y no da igual dar una tableta sublingual que indicar tragarla. Además, cada medicamento puede actuar distinto si la persona se administra más de un fármaco, dado que según los tipos de remedios éstos pueden potenciarse o anular sus efectos siendo inefectivos e incluso dañinos no lográndose la curación o la mejoría de la dolencia o enfermedad.

Debemos estar alerta y revisar nuestros hogares, estar informados y mantenernos atentos pues un medicamento que salva a una persona simplemente puede matar a otra.

* La Dra. Nelly Alvarado es médico cirujano de la Universidad Austral de Chile, es Magíster y Especialista en Salud Pública de la Universidad de Chile. Máster en Donación y Trasplantes de Órganos de la Universidad de Barcelona y actualmente, candidata a Doctora en Sociología de la Universidad Alberto Hurtado.

X