Escuela de Medicina elabora propuesta de innovación curricular de la carrera

  • Se está llevando a cabo la segunda etapa del proceso que se inició en 2017.

En enero se realizaron dos jornadas de trabajo en torno a la innovación curricular de la Escuela de Medicina y para marzo, ya se proyecta una tercera, en la que los docentes concluirán un arduo trabajo iniciado en 2017 por las autoridades de la carrera, con el firme objetivo de fortalecer el proyecto formativo y darle un sello distintivo.

Este proceso surgió como parte de la implementación del Proyecto de Mejoramiento Institucional (PMI), adjudicado el año 2015, por la Universidad, y desde entonces  “se ha desarrollado un conjunto de iniciativas tendientes a fortalecer la armonización curricular de sus carreras y programas de pregrado”, explica Jorge Marchant, director de Desarrollo Curricular y de Carrera (DCC) UDP.

Con ello, explica el académico, se busca “potenciar la formación de pregrado, otorgándole un sello distintivo único y actualizado, tanto al desarrollo del conocimiento en las distintas disciplinas, como a las demandas del mundo del trabajo”.

Con este objetivo en mente, la DCC elaboró un Modelo de Desarrollo Curricular y un Sistema de Seguimiento de Planes de Estudio, que están siendo utilizados por cada una de las respectivas carreras de la Universidad, para desarrollar sus respectivos procesos.  

En el caso de la Escuela de Medicina, sus directivos, liderados por la directora Dra. Cristina Pool, comenzaron  a trabajar en ello el segundo semestre de 2017, elaborando el diagnóstico curricular del plan de estudios vigente, lo que consideró la participación de los diferentes estamentos que forman parte de la comunidad académica.  En base al diagnóstico se trabajó una propuesta de modificación al perfil de egreso, perfil de ingreso y malla curricular.

Estas jornadas, que han logrado una alta convocatoria docente, han permitido realizar un trabajo inclusivo de construcción del rediseño curricular. En una primera instancia los académicos trabajaron los resultados de aprendizaje intermedios para cada una de las líneas formativas que se desprenden del perfil de egreso. Posteriormente, en la segunda jornada de trabajo,  se inició la construcción de los resultados de aprendizaje para las asignaturas propuestas en el rediseño. Estas jornadas se retomarán en marzo de 2019, con el objetivo de finalizar la tarea.

Al respecto, Jorge Marchant precisa que “con esto estamos avanzando hacia diseños curriculares que permitan plasmar un sello educativo institucional en la formación de pregrado (por ejemplo en las áreas de Formación General e Inglés), pero que a su vez, potencien los proyectos académicos de las escuelas de pregrado, combinando principios pedagógicos transversales, con énfasis disciplinares específicos, que cada unidad académica quiere resaltar”.

Cabe mencionar que, tras el rediseño del currículo, se estipula una etapa de implementación y seguimiento, de manera que asegure que los cambios propuestos se implementen adecuadamente.

X