Nuevos internos de Medicina realizaron ceremonia de Licenciatura

  • Marcando el inicio a su periodo de práctica profesional, durante los próximos dos años.

Con las presencia de las autoridades de la Facultad de Medicina, encabezadas por la decana, Dra. Patricia Muñoz y la directora de la Escuela de Medicina, Dra. Cristina Pool, se llevó a cabo la ceremonia de licenciatura de los alumnos que terminaron el quinto año de la carrera y con ello se habilitaron para iniciar su periodo de práctica profesional, por los próximos dos años.

Durante la ceremonia, de carácter simbólica y organizada por los propios estudiantes, la Dra. Muñoz explicó en su discurso que la licenciatura es un grado académico que autoriza luego de cinco años de estudio, en el caso de los internos de Medicina, a realizar una práctica profesional supervisada,  pero que también habilita para ingresar a un Magíster o a un Doctorado, tal como lo hiciera en su tiempo el Premio Nacional de Ciencias Biológicas 1994, Dr. Humberto Maturana, quien tras licenciarse de médico se trasladó a la Universidad College de London para estudiar Neurofisiología y luego a la Universidad de Harvard para obtener el doctorado en Biología.

La Dra. Muñoz, a su vez,  llamó a darle sentido a esta licenciatura -que oficialmente es entregada por la Universidad al finalizar el internado, junto con el título de Médico Cirujano-, recordando “la motivación que la mayoría de ustedes tuvo al ingresar a estudiar esta hermosa carrera, de la cual se tienen que enamorar: servir y ayudar al otro a curar sus enfermedades, a cuidar su salud”.

Agregó además que “ser un profesional íntegro  implica un conjunto de conocimientos, habilidades, principios y valores que sustentan una práctica idónea en Medicina, en el marco de los más elevados estándares de calidad científica, ética y humanística. La responsabilidad, la honestidad, el altruismo, el respeto por el otro que puede ser distinto y pensar diferente que yo, la empatía, la probidad, la bondad, la compasión, son las principales virtudes de un médicos bueno e íntegro”.

Por su parte, la Dra. Pool pronunció un discurso en el que junto a sumarse a las palabras de la Dra. Muñoz, reconoció el rol de las familias en el arduo camino de convertirse en médicos, al mismo tiempo que los instó a “ser buenos modelos y ser mejor versión de sí mismos, ya que, ser mejores personas es algo que los hace mejores médicos”.

Asimismo, como representante de los estudiantes, pronunciaron un discurso las internas Paz Drago y Cristina Martínez, quienes coincidieron en el valor de amar a sus pacientes y ser empáticos con el dolor ajeno.

Durante la ceremonia además se distinguió a los académicos Dra. Soledad Tagle, Dra. Pilar Rivera, Dra. Begoña Yarza, Dr. León Goity y Dr. Tomás Kemeny, como reconocimiento al aporte docente y humano.

También se le otorgó un reconocimiento  a Carolina Martínez, secretaria de estudiantes, por su permanente apoyo y como mejores compañeros fueron nombrados Catalina Arzola, Josefina Preisler y Gonzalo Miranda.

X