Se tituló una nueva promoción de médicos cirujanos

  • Con 93 nuevos profesionales, ya suman 570 los galenos formados en la Universidad Diego Portales.

En una solemne ceremonia se llevó a cabo la titulación de 93 nuevos médicos cirujanos, quienes cursaron con éxito siete o algunos más años de formación.

Rodeados de autoridades de la Facultad de Medicina, del Colegio Médico, de campos clínicos como el Hospital Dipreca, Hospital de Buin-Paine y Clínica Bicentenario, de académicos y de sus respectivas familias, los recién egresados pronunciaron la Declaración de Ginebra, comprometiéndose así a cumplir con el mayor rigor y entrega a su quehacer profesional.

En esta línea, la Dra. Patricia Muñoz Casas del Valle, decana de la Facultad de Medicina, pronunció un discurso en el que reflexionó en torno al profesionalismo médico, el humanismo y la tecnificación, interpelándolos a ser los mejores.

“Las necesidades del país en el ámbito de la salud requieren hoy tal como ayer, de médicos que nunca se den por vencidos. Jóvenes impetuosos, idealistas, proactivos, talentosos, competentes, creativos pero también humanos, que actúen con profesionalismo, sensibles ante las necesidades del otro, generosos con su tiempo y espacio, solidarios y humildes”.

Asimismo, la  Dra. Muñoz hizo hincapié en que para ser verdaderamente buenos médicos, además de la competencia profesional, “se debe ser humilde, compasivo, evitando caer en la triste tentación de sentirnos «señores de la vida y de la muerte». Es fundamental que concibamos a la medicina con la radical alteridad que lleva a actuar buscando siempre, y antes de cualquier otra consideración, el bien integral de las personas que atendemos”.

Añadió además que “el querer y poder escuchar a los pacientes, mirarlos a los ojos, mostrarles  cercanía en el trato, es lo que mayor tranquilidad y satisfacción suscita a los pacientes. Y a la inversa, no hay mayor satisfacción para un médico que obtener el reconocimiento de sus pacientes. Tecnificación y humanismo, humanismo y tecnificación, binomio complementario y necesario en nuestros tiempos.

Finalmente la Dra. Muñoz, los llamó a no olvidar, por qué entraron a estudiar Medicina y “por qué volverían a estudiar  la carrera. La respuesta es simple: el amor a su profesión”.

Cabe destacar que en la ceremonia se otorgó el Premio a la Excelencia Académica, que recayó en el Dr. Julio Arriagada Hernández y también se distinguió a los egresados que mostraron los mejores méritos, tanto de desempeño académico como profesional, durante los internados de las cuatro áreas centrales de la Medicina: En Pediatría, Dra. Esperanza Pérez; en Medicina Interna, Dr. Maximiliano Pérez; en Ginecoobstetricia, Dra. Antonia Olea y en Cirugía, Dr. Julio Arriagada.

X