Experto en biología de la reproducción dictó charla sobre Obesidad Materna y Síndrome Metabólico

  • El Doctor Manuel Maliqueo explicó la relación entre el peso de la madre durante el embarazo y sus efectos en el feto para desarrollar enfermedades crónicas no transmisibles.

Según la Encuesta Nacional de Salud chilena (ENS) 2009-2010,  el 51% de las mujeres de entre 15 y 44 años presenta sobrepeso u obesidad. Esto quiere decir que, más de la mitad de las mujeres en edad fértil están por sobre el peso recomendado para su edad, riesgo que representa una alteración nutricional para la salud materno-infantil.

En este marco, el Centro de Investigación Biomédica (CIB), de la Facultad de Medicina, organizó en su Ciclo de Seminarios Científicos, la charla ‘Obesidad Materna y el Origen del Síndrome Metabólico’ a cargo del Dr. Manuel Maliqueo, Tecnólogo Médico, Magíster en Ciencias Biológicas con Mención en Biología de la Reproducción y Doctor en Ciencias Biomédicas de la Universidad de Chile con especialización de postdoctorado en la Universidad de Gotemburgo.

Durante la actividad, el académico contextualizó los riesgos para la madre de presentar obesidad durante el embarazo, asegurando que “las mujeres obesas en etapa gestacional tienen más probabilidades de desarrollar diabetes, hipertensión arterial, patologías asociadas a alteraciones de la presión sanguínea como la preeclampsia, y alteraciones para el feto como parto prematuro o bajo peso al nacer”.

Agregó que existe una directa relación entre el peso en mujeres embarazadas y la generación de enfermedades metabólicas en la vida postnatal y adulta, relación que se ha estudiado desde los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial y desde donde se ha determinado que las enfermedades derivadas del sobrepeso u obesidad en mujeres gestantes, provocan alteraciones en el peso y enfermedades en sus hijos veinte a cuarenta años después.

El experto en fisiología de la reproducción femenina señaló que existen tres grandes factores que podrían ser los causantes del Síndrome Metabólico en adultos: la madre, el feto y la placenta, puntualizando que el más importante a cuidar es la madre: “Muchos de los eventos que se pueden observar en la placenta son producto de condiciones de salud propias de la mujer, o por efectos nutricionales o medioambientales. La placenta es el filtro de las cosas que vienen de la madre hacia el feto y aunque la función placentaria puede asegurar que éste esté más protegido, hay que partir por cuidar la causa inicial de cualquier alteración”, afirmó.

El Dr. Maliqueo adelantó que, si bien hoy se está estudiando mucho la relación entre obesidad materna y trastornos metabólicos, en un futuro las investigaciones podrían centrarse en una posible causalidad entre el sobrepeso en mujeres embarazadas y posteriores patologías psiquiátricas en la vida adulta de los fetos.

X