Dra. Sofía Salas publicó estudio sobre el conflicto de intereses en nefrología en Chile

  • En la Revista Chile de Medicina. 

La Dra. Sofía Salas, Profesora Titular de la Facultad de Medicina, en conjunto con académicos del área de bioética de las universidades Católica, del Desarrollo y de Los Andes, publicó en la Revista Médica de Chile el estudio titulado ‘Conflicto de intereses en nefrología’.

En este artículo se analizaron los principales conflictos de intereses en nefrología, con la esperanza de contribuir a que los profesionales de la salud pongan atención al deber de preservar su autonomía e integridad profesional, considerando siempre el mejor interés de los pacientes, explica la Dra. Salas.

Este análisis se desarrolló a partir de los resultados de una investigación realizada por el Comité de Ética de la Sociedad Chilena de Nefrología, en que se consultó la opinión de médicos y enfermeras/os que trabajan en Centros de Hemodiálisis Crónica (CHC), respecto de eventuales dilemas éticos percibidos durante su trabajo. Casi el 15% de los encuestados señalaban la existencia de conflictos de intereses personales al momento de decidir la pertinencia del programa de hemodiálisis crónica (HDC), siendo el beneficio económico el principal conflicto de intereses señalado, cifra que se duplicaba cuando se preguntaba por el resto del equipo de salud.

Dado lo anterior, agrega la Dra. Salas, uno de los temas que mayor análisis generó en la investigación fue la derivación médica de pacientes a centros (CHC) de su propiedad, donde se tiene intereses económicos o se recibe un pago por derivación. Al respecto, la evidencia empírica muestra que cuando los criterios de derivación están influidos por un interés financiero, se produce un mayor uso de procedimientos y mayores costos para el usuario.

A juicio de los autores, una de las estrategias para disminuir el impacto de la autoreferencia de pacientes es transparentar las relaciones comerciales, incluyendo la obligación de reportar al sistema de salud y también a los pacientes la existencia de estos acuerdos comerciales.

Asimismo, plantean que para que los pacientes puedan tomar decisiones informadas, se requiere revelar de manera honesta y objetiva toda evidencia respecto de la calidad de los CHC donde derivan a sus pacientes y también cualquier interés financiero.

No obstante lo anterior, también se asegura que el manejo de los conflictos de intereses en la práctica médica y de las profesiones de la salud ha sido, y seguirá siendo, un tema complejo, ante lo cual enumeran una serie de recomendaciones, entre las que se encuentran el instalar -como eje de la enseñanza en las profesiones de la salud- el poner siempre, en primer lugar, el bienestar del paciente, procurando una atención segura y de calidad objetiva, además de profundizar el entrenamiento práctico en bioética desde el pre-grado.

X